Menu

[Opiniones] ¿Debería comprar juegos en sus versiones físicas o digitales?

Coleccion Fisica

Parte de mi colección de juegos físicos

Las últimas dos generaciones de consolas de videojuegos han cambiado totalmente como jugamos gracias al acceso al internet más generalizado provisto por ellas. Bien que las consolas de la sexta generación de videojuegos se podían conectar todas al internet de alguna forma u otra, la poca accesibilidad a internet causada por la necesidad de cables Ethernet o las bajas velocidades limitaban grandemente lo que se podía hacer, llevando el acceso a internet a ser un peculiaridad de las consolas de esta generación.

Durante la generación de videojuegos pasada, esto cambio drásticamente gracias a la mayor accesibilidad a mejores velocidades de internet y el WiFi. Dentro de esta generación, muchos jugadores experimentaron por primera vez el juego en línea dentro de una consola y actualizaciones tanto para el sistema como para los juegos. Sin embargo, me parece que uno de los cambios más significativos sería el nacimiento de una nueva forma de obtener juegos: de forma digital.

Para muchos jugadores, una nueva opción como ésta ha creado bastante polémica, ya que con ella surge una gran pregunta: ¿debería comprarme un juego en su versión física o en su versión digital? Para responder esta pregunta, les daré mi análisis de las que me parecen ser las ventajas y desventajas de cada forma.

Para empezar, deberíamos concentrarnos primero en lo más esencial en el momento de comprar un juego: ¿cómo lo consigo?

Para una copia física, es tan simple como ir a una tienda de videojuegos, pagar, y recibir tu copia. Aunque este método pueda parecer más simple, implica una gran complicación: disponibilidad del juego. Recuerdo que para el lanzamiento del juego No More Heroes 2: Desperate Struggle (Nintendo Wii/2010), tuve que durar más de una semana llamando a las tiendas de videojuegos locales para ver si ya les había llegado una copia del juego, algo que me molesto bastante en el momento. Indudablemente, estos eran otros tiempos y ya es más fácil conseguir un videojuego en la fecha de su lanzamiento, sin embargo, esto tiende a suceder sólo con los juegos de gran popularidad. Para juegos niche (de público limitado) me imagino que esto sigue siendo cada vez más común, y, dependiendo de su región, me imagino que algunos jugadores pueden durar hasta semanas esperando que un juego llegue a la tienda de videojuegos de su preferencia. Con los juegos populares, existe un problema contrapuesto a este con la disponibilidad: que el juego sea tan popular que se acaben las copias disponibles en el país y sea necesario esperar la llegada de más copias. Uno siempre puede pedir una copia física por internet, pero la seguridad de conseguir el juego se contrapone al tiempo extendido que pueda resultar entre el pedido y el tiempo que durará el juego en llegar a nosotros, debido a que nosotros, los latinoamericanos, generalmente tenemos que depender de un Courier que dure varios días en traer nuestros paquetes a nosotros.

Para una copia digital, uno puede simplemente entrar a la tienda digital de su consola y descargar el juego nuevo inmediatamente. Ya van algunos juegos que he podido descargar a medianoche de la fecha de lanzamiento, así nunca teniendo que preocuparme de si podré conseguir el juego o no. Además, no existe preocupación alguna de si habrán copias suficientes del juego, ya que la intangibilidad de este medio garantiza que tendremos el juego disponible sin importar que tan popular o niche pueda ser. Lo que si veo como una complicación es que algunas tiendas online requieren una tarjeta de crédito estadounidense o una tarjeta de la tienda.

Dentro de los factores a considerar, existe tal vez el más importante de todos al considerar si comprar el juego o no: ¿Cuánto dinero me cuesta?

Digital

Parte de mi colección de juegos digitales

En el día de lanzamiento, tanto las copias físicas como las copias digitales de un juego tienden a tener el mismo precio, el cual, para un juego de consola, generalmente son US$60. No obstante, la más grande diferencia entre ambos no es el precio en el día de lanzamiento, sino después. Las copias físicas tienen la ventaja de que se pueden revender en el mercado de segundo mano a un precio mucho más reducido a los pocos meses. Las copias físicas rápidamente alcanzan un precio más accesible gracias al mercado de juegos usados, donde muchas personas venden sus juegos en buena calidad y a buen precio. En cambio, este mercado no existe para las copias digitales de juegos, ya que un mercado de juegos usados digitales es inexistente. Como consecuencia, el precio de éstos sólo se reduce cuando una rebaja es dictada por la tienda digital, evento raro para juegos de alta popularidad. Sin embargo, también existen servicios como Steam, Humble Bundle y el Playstation Plus de Sony que dan un acceso a un precio bastante reducido o “gratuito” (a cambio de una anualidad) a juegos de alta calidad que también son populares. Las copias digitales se contraponen a las copias físicas en que, por lo general, las copias digitales son más caras que las copias físicas, ya que el aumento en la oferta provisto por el mercado de segunda mano combinado con el costo mayor de tener copias físicas sin vender, ocasionalmente genera una rebaja más rápida, aunque ésta pueda ser dictada por los vendedores y no por las compañías.

El último factor decisivo sería el medio que disponemos para disfrutarlo: ¿cómo lo jugamos?

Las copias físicas tienen la facilidad de que no están vinculadas ni a nuestras cuentas ni a nuestras consolas: si queremos jugar nuestro juego donde un amigo, solamente tenemos que llevarle el juego. Así mismo sucede con el préstamo de los juegos. Para prestar un juego físico solamente hay que entregarlo a otra persona, algo imposible en los juegos digitales debido a que nuestro juego está vinculado exclusivamente a nuestras cuentas.

Las copias digitales si tienen una ventaja que su contraparte no tiene: disponibilidad. Si compras una copia digital de un juego para cualquiera de tus consolas o tu PC, es imposible perderlo. Si así lo deseas, puedes hasta borrarlo y descargarlo semanas, meses, o años después. Si tienes una copia física y la pierdes o te la roban, básicamente la perdiste para siempre. Así mismo, si la conservas, puede que la condición del medio en que la tengas se degenere y se dañe el disco o cartucho en lo que lo tienes, cosa imposible para los juegos digitales. A pesar de que las copias digitales gozan de estas ventajas, Nintendo vincula tu cuenta a tu Wii o 3DS así que la pérdida o daño de tu consola implica la posibilidad de perder todos tus juegos digitales.

Ahora, habiendo escrito este artículo, algunos se preguntarán: ¿cuál prefiero yo? La respuesta es que depende de la intención que tenga en el momento de comprar el juego. Para que puedan entender esto, les explicaré que clase de juegos compro en formato físico o en formato digital.

Juegos que prefiero tener en su versión física:

Juegos que colecciono: dígase de juegos de las series The Legend of Zelda y Metal Gear Solid, mis dos series favoritas. Ya que tengo tal cariño por estos juegos, me gusta tenerlos en su versión física.
Juegos que prestaría: generalmente me sucede con los juegos RPG o de acción, los cuales uno muchas veces para de jugar porque se les pasa la fiebre después de terminarlos. Bravely Default (Nintendo 3DS, 2013) fue un excelente juego que jugué para mi 3DS recientemente y que goza de multiples save files, cosa que a personas como a mí, lleva a que se los presté a mis amigos para que lo disfruten después de yo haberlos terminados. A pesar de ser un excelente juego, Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call (Nintendo 3DS, 2014), no es un juego que jugaría siempre y, por ser tan bueno, me gustaría que mis amigos lo jueguen. Sin embargo, por haberlo comprado digital, no puedo prestarle y éste queda confinado a la memoria de mi 3DS.
Juegos que jugaría con mis amigos frecuentemente: un juego como alguno de la serie Super Smash Bros. es indudablemente uno que juego mucho con mis amigos. Debido a que generalmente no nos juntamos a jugar en la casa de uno solo y el anfitrión no siempre posee la copia, es frecuente que uno tenga que llevar una copia, casos en lo que el medio físico luce. Por esta razón, exceptuando el hecho de que lo conseguí en una muy buena oferta, arrepiento haber conseguido el increíble fighter Blazblue: Chronophantasma (Playstation 3, 2013) en formato digital , ya que no se lo puedo prestar a mis amigos para que practiquen el juego y además, si lo jugamos, tendrá que ser obligatoriamente en mi consola.

Juegos que prefiero tener en su versión digital:

Juegos que no prestaría: por como son, existen algunos juegos que yo no prestaría. Esto me sucedió con Pokémon X (Nintendo 3DS, 2013) y Animal Crossing: New Leaf (Nintendo 3DS, 2012), debido a que, al tener solo un save y sentirse como una experiencia tan personal, este apego sentimental me impide el prestarlos o venderlos, así que prefiero tenerlos en su versión digital para más comodidad.
Juegos que quiero tener siempre conmigo: esto me sucede con juegos multiplayer de mi 3DS como con la nueva Super Smash Bros. for 3DS (Nintendo 3DS, 2014), o, como prefiero llamarle, “Sm4sh”. Siendo este un juego que no vendería, es un buen mata-tiempos que también me gusta tener en mano por si en algún momento me encuentro con alguien que tenga el juego. Me paso con Mario Kart 7 (Nintendo 3DS, 2011), que conseguí el juego en su formato digital primero, hecho que arrepentí al no tenerlo siempre disponible que podía jugar con alguien. Por esta razón, compré la versión digital, utilice el Data Transfer Tool (disponible la tienda de 3DS) para pasar mis datos de la copia física a la digital, y después lo vendí.

Comentarios
Músico, estudiante de derecho, y gamer de por vida.

Publicidad

Nuestros Videos

Juegos Gratis del Mes

maVBDVbtMXLrWF2m

Instant Game Collection - Noviembre 2016

PS4

  • Everybody’s Gone to the Rapture, PS4

  • The Deadly Tower of Monsters, PS4
  • PS3
  • Dirt 3, PS3

  • Costume Quest 2, PS3
  • PS Vita
  • Letter Quest Remastered, PS Vita (Cross buy with PS4)

  • Pumped BMX+, PS Vita (Cross buy with PS4 and PS3)

  • 86d8d031-c5d1-4a83-b46a-f5aba401ba4c

    Games with Gold - Noviembre 2016

    Xbox One
  • Super Dungeon Bros – Todo el mes de noviembre

  • Murdered: Soul Suspect – del 16 de noviembre al 15 de diciembre
  • Xbox 360
  • Monkey Island: SE – Del 1 al 15 de noviembre (También disponible en Xbox One)

  • Far Cry 3 Blood Dragon – Del 16 al 30 de noviembre (También disponible en Xbox One)
  • Publicidad